Calentamiento

Calentamiento en un minuto para quienes tienen pereza de calentar

Si llegas al gimnasio y comienzas a levantar pesas hay más posibilidades de que puedas lesionarte. Aunque tengas ganas de entrenar y quieras ir directo al grano, es necesario que tengas una correcta rutina de calentamiento, previo al ejercicio en sí.

Calentar antes de ejercitarte tiene muchas ventajas para tu cuerpo: Evita lesiones, estira los músculos y los tendones preparándolos para la carga, y mejora el rendimiento. Es decir, si calientas bien, podrás levantar más peso, correr más, saltar más, o tener más resistencia.

Pero, ¡atención! Calentar no significa estirar. Los estiramientos son recomendables al final del de ejercicio, pero si los haces antes puedes conseguir los efectos contrarios a los que buscas: menos fuerza y más riesgo de lesiones. La regla general es calentar antes, estirar después.

Si eres de los que les da pereza el calentamiento te recomendamos una rutina de calentamiento efectiva, corta, y diseñada especialmente para quien tenga pereza a la hora de calentar:

30 segundos de sentadilla profunda

Mantén esta posición con los talones en el suelo, el trasero lo más bajo posible, y los brazos entre las piernas.

30-60 segundos colgando de la barra

Con esto conseguimos descomprimir las vértebras, preparándonos para los siguientes ejercicios. Funciona mejor si levantas la rodillas.

Fuente: http://transformer.blogs.quo.es

 Haz clic acá para comprar las cintas KT Tape y evitar lesiones durante el ejercicio



Escanea el código